miércoles, 23 de marzo de 2016

La labor del confesor demanda SANTIDAD


Monseñor Ricardo García García ayer (22.Marzo.2016) a las siete de la noche inició la llamada Misa Crismal con todos sus sacerdotes que atienden las 22 parroquias de la Prelatura de Yauyos, Cañete y Huarochirí que como de costumbre se contó con una numerosa participación de fieles. Entre ellos, muchos que acuden de parroquias aledañas a la sede prelaticia como San José, Imperial, Nuevo Imperial, Quilmaná, Cerro Alegre, San Luis y Cerro Azul.



Monseñor García, dirigiéndose a sus sacerdotes y fieles enfatizó la necesidad del hombre de hoy de buscar el signo de sentirse perdonado, “…necesitamos signos, así como la eucaristía necesita del pan y vino consagrado. O cuando bautizamos, vertimos el agua. También el hombre necesita un signo, una certeza de que se le perdona los pecados. La confesión”.


La idea central que manifestó el obispo de esta prelatura para este año dedicado a la misericordia lo expresó así, “…en esta misa crismal quería subrayar la labor del confesor. Es una gran tarea que nos ha dejado del Señor. No cabe duda decir que demanda dedicación, sabiduría, sacrificio, paciencia y sobre todo, santidad”. Finalmente, el obispo, animó a todos – sacerdotes y fieles - a acudir al sacramento de la confesión vive, transmite la misericordia de Dios. Y con palabras de San Juan Pablo II “la vida espiritual del sacerdote, laicos y religiosos depende –para su caridad y fervor- de la asidua y consciente práctica personal del sacramento de la penitencia (…) en un sacerdote que no se confiesa o se confiesa mal su ser como sacerdote y su ministerio se resentirán muy pronto y se dará cuenta también la comunidad… ”, concluyó monseñor Ricardo



La llamada Misa Crismal, Solemne celebración eucarística que -dentro de las celebraciones que se tienen por Semana Santa- se celebra ordinariamente el Jueves Santo en horas de la mañana. En esta ceremonia los párrocos renuevan sus compromisos sacerdotales ante el obispo y participan en la consagración y bendición de los óleos –el Crisma, Óleo de los Catecúmenos y de los Enfermos- que serán utilizados en la administración del sacramento de la confirmación, bautismo y de unción de enfermos respectivamente. Y en horas de la noche del mismo día, los párrocos celebran la Solemne Misa de la Cena del Señor.

Sin embargo, por motivos netamente pastorales, esta Solemne Misa Crismal puede ser trasladada al martes santo por motivos netamente pastorales, como ocurre en la Prelatura de Yauyos, que por las enormes distancias que existe entre la sede y parroquias ubicadas en la sierra de Yauyos y de Huarochirí hacen que no sea posible retornar en el mismo día.

Cañete Tv Canal 31
Contigo Siempre Primeros

www.youtube.com/ctvcanal31
canetetv@hotmail.com