lunes, 9 de marzo de 2015

La hipertensión arterial puede derivar en problemas cardiacos sino se controla a tiempo

Si usted siente dolor de cabeza, mareos, palpitaciones, falta de aire o nerviosismo en forma frecuente, es probable que esté iniciando un problema de hipertensión, por lo que es necesario que la controle a tiempo para que no termine desarrollando una enfermedad cardiaca.
 Así lo aseguró el doctor Juan Fu Huby, cardiólogo del Hospital Nacional Edgardo Rebagliati Martins de EsSalud, quien además indicó que esta enfermedad se puede prevenir “si se disminuye la ingesta de sal, se sigue una dieta rica en frutas y vegetales, ejercicios aeróbicos en forma regular, reducción de peso si hay obesidad, así como evitar la ingesta excesiva de alcohol y dejar de fumar”, puntualizó.
 La hipertensión arterial es una enfermedad crónica silenciosa pues, generalmente, no presenta síntomas. Se le considera responsable de una alta mortalidad por infartos cardiacos y accidentes cerebro vasculares y de severas discapacidades como insuficiencia cardiaca, insuficiencia renal o déficit de irrigación cerebral que puede originar parálisis o demencia.
 El riesgo es mayor cuando a la hipertensión se suman otras condiciones como el colesterol, la diabetes, el tabaquismo, la obesidad o el consumo excesivo de alcohol. Por ello, el primer paso para prevenirla y controlarla es detectarla. “Queremos que las personas tomen conciencia de la necesidad de conocer su nivel de tensión arterial, comprendan la gravedad de esta enfermedad y decidan actuar para controlarla”, aseveró el doctor Fu.
 También explicó que la presión arterial es la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de las arterias. Cuando el corazón late, bombea sangre hacia las arterias y la presión es más alta recibe el nombre de presión máxima, pero cuando el corazón está en reposo, entre un latido y otro, la presión sanguínea disminuye y es conocida como presión mínima. “Se define hipertensión cuando la presión máxima es igual o mayor a 140 y la presión mínima es igual o mayor a 90”, precisó.
 Si la hipertensión arterial no es tratada a tiempo puede derivar en un mayor riesgo cardiovascular lo que implica el aumento de las probabilidades de infarto, angina de pecho, insuficiencia cardiaca, renal o hemorragias cerebrales; enfermedades que afectan en gran medida la calidad de vida del paciente. Por ello, es importante tomar las medicinas para su control, seguir un tratamiento correcto y mantenido en el tiempo, disminuyendo el riesgo individual.
 El especialista finalizó señalando la importancia de fomentar la educación en familia sobre una alimentación saludable y sobre la actividad física pues su práctica es un elemento importante en el manejo y control del paciente hipertenso. Recuerde que adquirir hábitos saludables prepara su cuerpo para una vida de calidad.
Cesar Calagua
Cañete Tv Canal 31
Contigo Siempre Primeros
www.youtube.com/ctvcanal31
canetetv@hotmail.com